“En todo momento de la vida hay muchas fuerzas en juego, algunas buenas, otras malas. Si te encuentras con las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada… Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas.”

Los Atrapasueños han sido utilizados a lo largo de los siglos por las tribus indígenas de América. Las leyendas que se conocen al respecto hablan de un origen en América del Norte, entre los Sioux y los Ojiwas. Pero hemos escuchado que otras tribus en el resto del mundo utilizan también estos elementos.

Según la leyenda indígena, se dice que en el aire de la noche hay buenos y malos sueños. Los buenos flotan hacia abajo, llevados por las plumas. Los malos quedan enredados en el tejido, desaparecen por el centro del atrapasueños y perecen con la primera luz del amanecer.

El dibujo que se forma en la red al tejer un atrapasueños es igual a algunos mandalas. La palabra mandala en sánscrito quiere decir círculo sagrado.

Hemos elegido esta simbología porque hay sueños que, siendo buenos, no los podemos dejar escapar. Aquellos que, al ser atrapados, en lugar de perecer con la primera luz del amanecer, unen su propia chispa a la magia sagrada de la vida.

En suma, queremos ser el atrapasueños en el que caigan tus mejores aspiraciones creativas… No dejar escapar tus sueños es nuestra mayor inspiración.